Principios del Coaching

Nueva metodología y herramientas para apoyar el éxito personal y profesional

Preguntas

preguntas Después de las vacaciones del verano todos tenemos planes para el nuevo curso ¿tú también? Enhorabuena!!
¿Qué te parece si los centramos haciéndonos ciertas preguntas? Herramienta de las más útiles para llevarnos a nuestras metas.

Hacer una buena pregunta es como clavar un clavo en dos tablas de madera. El clavo está bien y el que pega el martillazo también, pero si la pregunta golpea erróneamente, el clavo se tuerce y depende de cómo de fuerte y malo se haya hecho el golpe (= la pregunta), así se habrá torcido o no el clavo, y consecuentemente puede que cueste mucho; varios golpes de martillo pequeños hasta poder enderezar de nuevo el clavo, hasta dar con una pregunta que logre impactar al cliente.

Mucha gente que se forma en Coaching se obsesiona con buscar la pregunta correcta o con saber que pregunta hacer en todo momento. Incluso intentan memorizar el máximo de preguntas, que a priori parece que son geniales, y sin embargo no se dan cuenta de que no hay pregunta genial preestablecida.
La mejor pregunta surge a raíz de una escucha excelente.
De las preguntas que hace el Coach, el 90 % deberían ser abiertas, y dentro de que sean abiertas procurar que no tengan más de cinco o siete palabras.
Una pregunta cerrada es aquella cuya respuesta queda limitada o bien a un monosílabo “si o no”, o bien a un número limitado de respuestas, por ejemplo: “cerca, lejos, aquí, allí”.
Cuando alguien te pregunta: “¿Dónde irás esta noche?” esto es una pregunta abierta, pero cuando te dicen: “¿Dónde irás esta noche, al cine o a cenar fuera?”, ya han convertido la pregunta en cerrada, pues la han limitado con las dos opciones que ofrece el que pregunta.
Por ello, una pregunta abierta es aquella cuya respuesta puede ser infinita, lo que al coachee se le ocurra, sin que el Coach le infecte, limitándole o bien con coletillas en la propia pregunta o bien con preguntas cerradas.
Las preguntas cerradas las hacemos tan a menudo que apenas nos damos cuenta de lo mucho que infectamos con ello, y esto en Coaching es inaceptable.
Hay tres preguntas básicas y poderosas que se utilizan casi siempre durante una sesión de Coaching, especialmente para el cierre de la sesión:

1. .Que es lo que vas a hacer?
2. .Como lo vas a hacer?
3. .Cuando lo vas a hacer?

Estas tres preguntas son importantísimas. Con la primera logras que el coachee (cliente) se enfoque de manera concisa en lo que se propone hacer.
Con la segunda pregunta le estamos dando la oportunidad de que por un lado compruebe si realmente tiene claro como va hacer lo que
acaba de contarnos, y dos, si no lo tiene claro, nos da la
oportunidad de hacer más Coaching para asegurarnos que nuestro coachee encuentra la manera de solventar los obstáculos que le puedan impedir como lograr lo que quiere hacer.
A veces tenemos claro que es lo que deberíamos hacer, pero no tan claro cómo hacerlo, y por ello recurrimos al Coaching.
La tercera pregunta, arranca un compromiso, ya que haciéndole
esta pregunta logramos que se marque una fecha, incluso una hora en la que se compromete a realizar lo que ha dicho que haría.

Y ahora si vuelves a pensar en tus metas:
¿Qué, cómo y cuándo lo vas a hacer para conseguirlo?


Subscribe to email feed

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Neuro Intuición

La intuición no es solo Neurológica, ya que esta no ...

Definición de Coach

Para definir lo que es Coaching muchos autores han aportado ...

Ejercicios de intuic

Después de hablar de la intuición en anteriores entradas hoy ...

Caso práctico sobre

Jorge tiene treinta y tantos años, está casado y tiene ...

La intuición

Si nuestro cuerpo y especialmente la cara representan más de ...

Twitter updates

No public Twitter messages.