Principios del Coaching

Nueva metodología y herramientas para apoyar el éxito personal y profesional

Ejercicio de Escucha

Como siempre resaltamos en este blog la escucha activa es importantísima en cualquier ambiente profesional y personal, más aun para un Coach, hoy te propongo un ejercicio sobre la escucha para que puedas reforzar esta habilidad lo máximo posible:
Con él practicarás tu escucha en el mayor número de situaciones
que te sea posible: con tus compañeros, con tu jefe, con tu equipo, con tus clientes, con tu pareja, con los vecinos, con tus hijos… ¡Cualquier ocasión es buena para practicar!

Para que puedas practicarlo de forma correcta te doy
unas sencillas reglas a seguir:

1. Dejar de hablar. La mayoría de nosotros, dependiendo de la situación, podemos hacer más de una cosa a
la vez. Sin embargo, no podemos escuchar mientras estamos hablando. Si tienes la tendencia a monopolizar la conversación, difícilmente escucharás; especialmente si estás preparándote para lo que vas decir a continuación. No temas a los silencios, respétalos.

2. Prestar atención. Escuchar activamente significa estar presente, con los cinco sentidos, concentrado/a en lo que dice tu interlocutor. Para ello es preciso dejar de hacer otras cosas y liberar la mente de asuntos pendientes y de cualquier idea preconcebida sobre quién te habla o sobre lo que piensas que va a decirte. Los prejuicios y las presuposiciones no son buenos compañeros de viaje.

3. Identificar las emociones. En una conversación pueden aflorar emociones en relación con nuestro interlocutor o con los contenidos que nos están transmitiendo. El estado emocional puede ser una de las principales interferencias en la escucha. Por eso es necesario identificar nuestras emociones.
¿Cómo me siento?
¿Estoy inquieto,ansioso, dolido, temeroso?
Tomar conciencia de estas emociones y del filtro que representan te ayudará a liberar energía para enfocarla en la escucha, y no en ti.

4. No interrumpir o acabar las frases. La paciencia es fundamental en la escucha: deja que tu interlocutor se tome el tiempo que necesite para comunicar sus ideas.
A menudo tenemos urgencia por terminar y practicamos la escucha selectiva: oímos sólo las partes de la comunicación que nos interesan. A veces es nuestro protagonismo el que no tolera que el otro lleve la voz cantante.

5. Fijarse en la comunicación no verbal. Es importante escuchar lo que se dice, pero también entender lo que no se dice. Los gestos, las expresiones faciales, el tono de voz, el volumen y los silencios hablan por nosotros. Si nuestro lenguaje corporal comunica que no estamos interesados, que estamos aburridos o que tenemos prisa, nuestro interlocutor se dará cuenta.

6. Dar muestras de que escuchas. Las personas que escuchan activamente utilizan gestos y expresiones para comunicar que verdaderamente están escuchando, y hacen preguntas para invitar a su interlocutor a que continúe hablando y para clarificar cualquier aspecto que se preste a confusión.
Otras formas de demostrar que estás escuchando son: parafrasear lo que dice y reflejar lo que escuchas.

Después de practicar esto, escribe cómo te has sentido
ejercitando la escucha. escuchaactiva

¿Qué desafíos te has encontrado?
¿Qué has hecho o vas a hacer para enfrentarte a ellos?                               ¿Cuáles son tus puntos fuertes y qué debes mejorar a la hora de practicarla?


Subscribe to email feed

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Neuro Intuición

La intuición no es solo Neurológica, ya que esta no ...

Definición de Coach

Para definir lo que es Coaching muchos autores han aportado ...

Ejercicios de intuic

Después de hablar de la intuición en anteriores entradas hoy ...

Caso práctico sobre

Jorge tiene treinta y tantos años, está casado y tiene ...

La intuición

Si nuestro cuerpo y especialmente la cara representan más de ...

Twitter updates

No public Twitter messages.